jueves, 7 de enero de 2010

Dragan.

- ¿Conoces la diferencia entre un optimista y un pesimista? - preguntó la madre de Emina mirando a Jovan, que parecía haber oído ya eso alguna vez. Un leve conato de sonrisa asomó en sus labios -. El pesimista dice: “Oh, cielos, las cosas no pueden empeorar más”. Y el optimista dice: “No estés triste. Las cosas siempre pueden empeorar”.


2 comentarios:

  1. Le das chispa al rayo de emociones cuando solo veo nubarrones. Te quiero:)

    ResponderEliminar

Una pequeña sonrisa a cambio